G+J invertirá cientos de millones de euros en su expansión digital

Primera nota

Grüner+Jahr” busca fuentes de ingresos más allá del papel. Una de las compañías más emblemáticas de medios impresos, propietaria de títulos como “Stern”, “Brigitte” o “Geo”, ha anunciado su intención de invertir cientos de millones de euros en el desarrollo de más contenido online.

La editorial alemana está en plena fase de remodelación. Con el cierre a finales de 2012 de una de sus cabeceras más emblemáticas, la compañía sufrió un duro revés. En la actualidad, “G+J” acaba de anunciar que realizará fuertes inversiones para impulsar modelos de negocio más rentables y convertirse en una agencia de contenidos.

La mayor empresa de medios impresos de Europa había resistido hasta ahora los envites que han sacudido al resto de la prensa tradicional. Pero desde el cierre en diciembre pasado de “Financial Times Deutschland”, las cosas han cambiado para “G+J”. Tras registrar pérdidas millonarias acumuladas durante doce años, la cabecera cesó de publicarse y dejó en una grave situación al grupo alemán. Esto, sumado a una caída de los ingresos por publicidad en Alemania en un 11,4% en el segundo trimestre del año, han llevado a la empresa a virar en otra dirección y buscar mercados nuevos que supongan una alternativa rentable al papel.

La editorial alemana, división de revistas del grupo de medios alemán “Bertelsmann”, ya ha tomado sus primeras decisiones: invertir en productos digitales y la conversión de agencia de revistas a agencia de contenidos. Además, la compañía ha anunciado su reorganización en ocho “comunidades de interés”, señala “Financial Times”: alimentos, vida, familia, mujeres, corazón y moda, noticias, ciencia y negocios y temas de interés especial.

En agosto, “G+J” inició un nuevo proyecto en esta andadura digital con la apertura de un portal dedicado al hogar y el mueble, Roomido.com. La web pretende crear comunidad, permitiendo a los usuarios interactuar con otros internautas y expertos que les aporten soluciones de diseño.

El grupo se enfrenta al problema del sentimentalismo que aún planea sobre los fervientes defensores de los medios impresos. Por esta razón, su intención es que la transición digital se vaya implantando poco a poco durante los próximos años. La transformación requerirá de tiempo, por lo que la estrategia planteada es a largo plazo.
Las ideas están claras. Como publican en su web, en estos momentos “pensamos radicalmente en el contenido. El medio es secundario. Operaremos independientemente de la plataforma en el futuro”.

Un editor será el encargado de dirigir el negocio impreso, mientras que el entorno digital será controlado por un director de negocios digitales. Los dos, junto a sus expertos, estudiarán el mercado para conocer qué tendencias triunfan en cada momento y qué nuevos modelos se implantan con éxito.

Otra piedra angular de su negocio será la de conocer en profundidad con qué tipo de lectores, usuarios y clientes cuenta la compañía, sus grupos de interés, para saber cuáles son sus necesidades y demandas. “G+J” reconoce que tendrá que ofrecerles constantemente productos de gran calidad, lo que supone un reto constante para la empresa. También será fundamental promover la interacción entre ellos: todo gira en torno a la creación de un sentido de comunidad.

Aunque tras este anuncio de remodelación se había generalizado el temor a un despido masivo de trabajadores, “G+J” ya se ha apresurado a asegurar que, aunque sí se producirá un reajuste de los 11.700 trabajadores con los que cuenta el grupo en los diferentes sectores, no es cierto que esto conlleve la destrucción de cientos de puestos de trabajo. Además, afirman que el paso al formato digital favorecerá la creación de empleo.

Fuente: media-tics.com