Las suscripciones digitales del New York Times tocan techo.

Aunque “The New York Times” ha diversificado sus fuentes de ingresos, lo cierto es que ha basado su negocio fundamentalmente en atraer suscriptores digitales. Antes de implantar su muro de pago, el diario contrató a una empresa para que evaluara cuántos abonados podría conseguir su edición digital. “The New York Times” ya se encuentra en el límite vaticinado…a menos que introduzca cambios como una bajada de precios.

the_new_york_times

Hace cuatro años, cuando “The New York Times” se planteaba cobrar por acceder a sus contenidos digitales, el diario decidió contratar a la consultora McKinsey & Co. para conocer cuántos abonados digitales podría llegar a conseguir su página, informa la web “Re/Code”. La conclusión más optimista hablaba de que algo menos de un millón de suscriptores pagarían entre 15 y 30 dólares al mes por acceder a la web y la aplicación. Pero el límite más probable estaría entre los 800.000 y 900.000 suscriptores. El analista de medios Ken Doctor también llegó a estas conclusiones.

Se da la circunstancia de que el diario ya se encuentra dentro de ese tope estimado al alcanzar en junio los 831.000 abonados. La mayoría de los clientes que consiguió sumar en el segundo trimestre del año procedían de su nueva aplicación “NYT Now”, una versión reducida de su suscripción principal que cuesta tan solo 8 dólares mensuales. A pesar de ofrecer productos como éste o el servicio premium “Times Premier”, han conseguido atraer a menos suscriptores de los que preveían los responsables del diario: 32.000, frente a los 36.000 esperados.

El paywall de “The New York Times” representa una décima parte de sus ventas anuales, pasando a ingresar por él en tan solo dos años y medio algo más de 149 millones de dólares. Por ello, esta desaceleración que empieza a hacerse evidente va a afectar a un periódico que tiene que compensar unas pérdidas derivadas de la caída de la publicidad impresa y digital de 90 millones de dólares.

Aunque desde “The New York Times” se han negado a realizar comentarios sobre este asunto, lo cierto es que en alguna de las últimas declaraciones de su CEO, Mark Thompson, se puede entrever que aún confían en captar a millones de suscriptores, pero siendo conscientes de que el crecimiento llegará ofertando nuevos productos más baratos que los actuales. El estudio de McKinsey incluía un análisis que mostraba cuántos lectores podría atraer el diario a diferentes costes y ya realizaba esta observación. El lanzamiento de la aplicación low cost “NYT Now” ha sido el primer paso para estimular de nuevo el crecimiento, al que se sumarán otros como la app sobre alimentación que saldrá en otoño.

Lo cierto es que la inversión está siendo muy elevada y la respuesta de los lectores por debajo de las expectativas. El gran reto para la compañía será saber determinar con precisión cuál es el cliente ideal para la oferta adecuada.

Fuente: http://www.media-tics.com